Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.

Estado de Salud del Serpis: mercurio, nitratos y plaguicidas

Son numerosas las amenazas que afectan al estado de conservación de los ecosistemas fluviales. Diversos factores y procesos como los usos del suelo o el cambio climático pueden repercutir de forma negativa en su correcto funcionamiento y acelerar su degradación, precisando del control y evaluación de la calidad del agua y de sus hábitats, así como la puesta en marcha de actuaciones que mejoren la conectividad fluvial y por ende la salud de estos ecosistemas.

A su paso por La Safor, el río Serpis, rodeado por cultivos de cítricos, no es la excepción.  Tal y como indica Miguel Parra, graduado en Ciencias Ambientales por el Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV), “los nitratos y los plaguicidas empleados en los cultivos llegan al río por infiltración en el suelo o directamente al agua cuando se pulverizan”.

Parra es el autor del primer estudio sobre la presencia de nitratos y plaguicidas en el cauce del río Serpis. “El estudio se planteó para conocer como varían las concentraciones de pesticidas con los cambios de época y caudal. El objetivo era conocer no solo el estado del agua, sino también estimar sus posibles efectos sobre las poblaciones de peces del tramo bajo del río Serpis”, concretamente en un recorrido de 20 Km entre el municipio de Villalonga y la EDAR Gandia-La Safor, donde cambian las características del agua y sus problemas ambientales.

Esta investigación, realizada como Trabajo de Fin de Grado bajo la tutorización de Francisco Martínez Capel, experto en ecología de ríos y medio ambiente del campus, y Daniele Tonina, investigador de la Universidad de Idaho en Estados Unidos, revela la presencia de nitratos, plaguicidas y mercurio en concentraciones muy bajas en los cinco puntos de muestreo analizados durante distintos días de un semestre, situados en el azud del Cèntim y en los términos de Villalonga, Potries, el Real de Gandia y Gandia.

Frente a esto, el ambientólogo recalca que las concentraciones de contaminantes halladas tanto en aguas como en peces son bajas y no afectarían a la salud de las personas que pudieran consumir pescado capturado en el río. “La concentración de esos elementos se ha analizado en ejemplares de fauna piscícola capturada y sacrificada, e indican que no son preocupantes, están en niveles aceptables”.

Sin embargo, la concentración de nitratos en el agua no cuenta con los nitratos absorbidos por las algas y plantas acuáticas, que podrían analizarse en otro estudio posterior. Es decir, la elevada presencia de algas en algunos municipios, que empeora la calidad de zonas de baño, puede estar directamente relacionada con la abundancia de nitratos, además de otros factores como la temperatura.

MERCURIO EN EL PANTANO DE BENIARRÉS

El río Serpis nace en las faldas de La Carrasqueta, en Alcoy, por la unión de los barrancos de Polop y Troncall. Tras un recorrido aproximado de 74.5 Km desemboca en el término municipal de Gandia, encontrando a su paso el Embalse de Beniarrés.

Parra apunta que el mercurio detectado en su estudio, en concentraciones muy bajas, puede proceder de los sedimentos almacenados en el vaso de este embalse, en la comarca del Comtat, donde durante décadas la presa ha retenido sedimentos provenientes de las industrias de la parte alta de la cuenca hidrográfica, de modo que con el paso del tiempo pueden descender poco a poco por el cauce del río hasta su desembocadura.

Entrevista en Radio Gandia a Miguel Parra, graduado en Ciencias Ambientales por el Campus de Gandia de la UPV

RECOMENDACIONES EN GESTIÓN DE ECOSISTEMAS FLUVIALES

En su investigación, Parra y su tutor proponen una serie de recomendaciones para lograr una mejor gestión del río Serpis: “mejorar la conectividad fluvial y la vegetación nativa, controlar las especies invasoras, desarrollar franjas de vegetación ribereña en zonas agrícolas para proteger al cauce de químicos y favorecer prácticas agrícolas sostenibles son medidas cruciales para mejorar la calidad de las aguas y reducir la contaminación”. A su vez, el investigador pone énfasis en la necesidad de seguir analizando las tendencias de estas concentraciones en un marco espacio-temporal más amplio con el objetivo de determinar su origen y aplicar soluciones efectivas.

Más información:

Parra López, M. (2020). Variaciones del hábitat acuático, nitratos y plaguicidas en el tramo bajo del río Serpis. Universitat Politècnica de València. http://hdl.handle.net/10251/158885


Neus Montoro Estellés

Técnica de gestión y promoción de I+D+i del Campus de Gandia

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente > 
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram
RSS
Flickr
SlideShare
mujeres y ciencia Setmana de la Ciència comunica2 Diario de un científico en Nueva York prodcient_cst_proveta