Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.
ivan herrero campus de gandia cohetes ruido

Investigadores del Campus de Gandia trabajan para reducir el ruido de los cohetes en los lanzamientos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Iván Herrero Durá, estudiante de doctorado del Campus de Gandia de la UPV, desarrollará parte de su trabajo de investigación en el centro técnico de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Holanda, gracias al acuerdo firmado entre la UPV y la ESA dentro del programa Networking / Partnering Initiative (NPI). El objetivo es estudiar nuevos métodos que permitan reducir el ruido de los cohetes en las bases de lanzamiento.

El joven ingeniero se integrará en un proyecto que están llevando a cabo investigadores de la UPV, pertenecientes al IGIC y al IUMPA, junto al European Space Research and Technology Centre de la ESA en Holanda, así como empresas del sector espacial.

VIBRACIONES QUE PERJUDICAN EL INSTRUMENTAL A BORDO

“El ruido que produce un cohete espacial al despegar es atronador, tanto que las vibraciones perjudican gravemente al instrumental a bordo, y pueden llegar a poner en peligro la misión, con el consecuente riesgo (también económico) que ello conlleva. Así pues, el objetivo principal del proyecto será reducir de forma significativa ese ruido generado en las primeras fases del lanzamiento”, apunta Iván Herrero.

En concreto, según añade Rubén Picó, investigador del IGIC, el trabajo se centrará en la caracterización de la reflexión y absorción del sonido por medio de dispositivos que puedan servir para reducir esa contaminación acústica que se produce en las lanzaderas.

RUIDO SOLO SUPERADO POR EL ESTRUENDO DE ALGUNOS TERREMOTOS

“En un lanzamiento de cohetes espaciales se alcanzan más de 150 dB de nivel de presión sonora a ciertas frecuencias. Se trata del evento sonoro de mayor nivel producido por el ser humano, únicamente superado por algunos eventos naturales como los terremotos”, apunta Rubén Picó.

El proyecto ha comenzado con una prueba de concepto, es decir, experimentos a escala de laboratorio de los sistemas que se pretende estudiar. Entre estos sistemas se encuentran los cristales de sonido, sistemas resonantes o sistemas de inyección de agua.

“Tras el estudio de las distintas opciones, se realizará una propuesta a mayor escala de aquellos dispositivos que presenten resultados más positivos con el propósito de seleccionar finalmente aquel que implique una mayor reducción del nivel de ruido en la base de lanzamiento”, concluye Rubén Picó.

SOBRE LAS BECAS NPI

En el programa Networking / Partnering Initiative, de gran prestigio, participan universidades e institutos de investigación en tecnologías avanzadas con aplicaciones potenciales en el espacio, y la ESA aporta una parte de la financiación.

“El objetivo es fomentar una mayor interacción entre la ESA, las universidades europeas, los institutos de investigación y la industria. El programa NPI ofrece una oportunidad importante para que el sector espacial aproveche las potenciales innovaciones de las nuevas tecnologías de los sectores no espaciales como la acústica”, explica Picó.

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente >