Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.

Jóvenes investigadores del Campus de Gandia premiados por la Sociedad Española de Acústica

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Roberto Atiénzar y Dídac Diego Tortosa, investigadores del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València, han sido premiados por la Sociedad Española de Acústica (SEA) por sus trabajos en el ámbito de la acústica. Ambos han obtenido dos de los tres Premios Andrés Lara a Jóvenes Investigadores, otorgados este año en el Congreso INTER-NOISE; Atiénzar y Diego ya fueron reconocidos en la edición 2018 con este galardón, el primero como ganador del Premio Andrés Lara y el segundo como accésit. Cabe recordar que ya son 17 los galardones logrados por investigadores del Campus de Gandia desde el año 2003 en dicho certamen.

Los proyectos desarrollados por estos jóvenes investigadores de la Safor tienen aplicaciones en ámbitos muy dispares: el trabajo de Roberto Atiénzar, titulado ‘Cuantificación del efecto acústico del dopaje en tejidos textiles de algodón usando microcápsulas’, está conectado con la ingeniería textil; el de Dídac Diego, Sistema de posicionamiento acústico submarino para la monitorización de los módulos ópticos en KM3NeT’, se aplica al conocimiento del universo a través de los neutrinos.

Didac Diego Tortosa y Roberto Atiénzar junto a los ganadores del otro Premio Andrés Lara 2019 (Antonio Jesús Aguilar-Aguilera y María Luisa de la Hoz-Torres).

Tanto Roberto como Dídac se han formado en el Campus de Gandia, cursando la Ingeniería de Sistemas de Telecomunicación, Sonido e Imagen; el Máster en Ingeniería Acústica y actualmente a través del doctorado.

MEJORA ACÚSTICA DE LAS CUALIDADES DE LOS TEJIDOS TEXTILES TÉCNICOS CON EL FIN DE REDUCIR LOS NIVELES DE RUIDO

El trabajo multidisciplinar presentado por Roberto Atiénzar, que combina la ingeniería textil con la ingeniería acústica, analiza el comportamiento acústico de nuevos tejidos técnicos. “Hemos evaluado las propiedades de absorción sonora de muestras de algodón con diferentes densidades superficiales de hilo y diferentes porcentajes de dopado con microcápsulas, en un rango de frecuencias de entre 100 Hz y 3150 Hz, pensando en estos tejidos como nuevas soluciones para aplicaciones en el acondicionamiento acústico. Hemos comparado las propiedades de absorción acústica de los tejidos de algodón dopado y no dopado; hemos observado que el dopaje tiene un comportamiento acústico diferente en función de la concentración de microcápsulas y también en función del tipo de algodón base utilizado; los tejidos de algodón con menor densidad de hilo superficial mejoran la absorción sonora, mediante dopaje, a medias frecuencias”, explica Roberto Atiénzar.

“También es posible desplazar la frecuencia de resonancia con mayor densidad de hilo de algodón base y la concentración de dopaje adecuado. Con este trabajo podemos determinar que las microcápsulas pueden ser útiles para controlar las propiedades de absorción sonora de los tejidos, abriendo así un nuevo campo al acondicionamiento acústico “a la carta”, concluye el investigador del Campus de Gandia.

La investigación ha sido realizada junto al personal científico Romina del Rey, Rubén Picó, Jaime Gisbert Payá y Mª Ángeles Bonet.

ACÚSTICA PARA LA INVESTIGACIÓN DEL UNIVERSO

Por su parte, Dídac Diego Tortosa colabora con su trabajo en el desarrollo del telescopio de neutrinos submarino KM3NeT, situado en el mar Mediterráneo. Este telescopio utiliza Módulos Ópticos Digitales (MODs) para localizar neutrinos a través de la detección de la luz de Cherenkov de partículas relativistas que se producen en la interacción.

Según explica el científico, para reconstruir el trazo del neutrino y la dirección de procedencia del mismo, es necesario controlar la posición exacta de cada MOD, que no es fija puesto que está montado en cables flexibles anclados al fondo marino, que se mantienen en posición vertical gracias a boyas en sus extremos y que están en constante movimiento debido a las corrientes marinas. “Dentro de cada MOD hay instalado un transductor piezo-cerámico; gracias a emisores anclados en el suelo marino es posible calcular la posición del MOD a través de la triangulación de distancias, a partir de la determinación del tiempo de vuelo de la onda acústica. En este trabajo presentamos un modelo acústico para la simulación del sistema descrito y demostramos que funciona con una precisión de centímetros”, explica Dídac Diego.

El trabajo se ha desarrollado junto al personal investigador Miguel Ardid, Manuel Bou-Cabo, Juan Antonio Martínez-Mora y Chiara Poirè.

Los telescopios de neutrinos están diseñados para el estudio del universo a través de estas partículas tan esquivas; entre sus objetivos está la búsqueda de materia oscura, que supone más del 80% de la materia del universo. Conocemos su existencia gracias a los efectos gravitatorios que provoca, que son muchos, pero analizarla es difícil, ya que apenas interactúa con la materia conocida. Estas partículas se acumulan en objetos astrofísicos como el Sol y al aniquilarse entre ellas producen, directa o indirectamente, neutrinos de alta energía.

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente > 
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram
RSS
Flickr
SlideShare
mujeres y ciencia Setmana de la Ciència comunica2 catedra-ivio-upv Diario de un científico en Nueva York prodcient_cst_proveta i+d+i