Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.

La silvicultura de base ecohidrológica, idónea para la gestión forestal en la zona mediterránea

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València (IIAMA-UPV), donde participan científicos del Campus de Gandia, determina que la silvicultura de base ecohidrológica es la más adecuada para la gestión forestal de los bosques mediterráneos, sobre todo en escenarios de escasez de agua. La investigación tiene como origen la consideración de que las prácticas actuales de gestión forestal en los bosques mediterráneos son costosas, circunstancia que, por lo que general, provoca su falta de administración y abandono.

Antonio Del Campo, responsable del grupo Re-ForeST, incide en que la silvicultura tradicional se ha centrado más “en las funciones productivas del bosque, como en los casos de la madera o la pulpa, dejando el resto de los recursos naturales casi sin supervisión“. Además, el impacto del cambio climático, con graves efectos en la estación de crecimiento y en el régimen hídrico del suelo, supone una amenaza creciente para los bosques.

UN PROBLEMA QUE AFECTA A TODOS

La profesora e investigadora del Campus de Gandia, integrante del equipo que ha realizado el estudio, Cristina Lull, resalta que el cuidado y conservación de los ecosistemas forestales es un tema que, actualmente, resulta “de interés mundial”, ya que se trata de “la solución a diferentes problemas medioambientales, sociales y culturales”. Por todo ello, “es necesario llevar a cabo una buena gestión y un manejo sostenible de los ecosistemas forestales”, recuerda Lull.

En la gestión de los bosques es fundamental mantener o aumentar las reservas de nutrientes esenciales para las plantas. El manejo de las masas forestales influye en la calidad y sostenibilidad de los suelos y de esta calidad depende la productividad actual y próxima de los bosques. Por todo ello, el estudio de las relaciones suelo-árbol es “clave” debido a que tanto las masas forestales como el propio suelo “pueden actuar como sumideros de carbono, y contribuir con su almacenamiento a mitigar los efectos del cambio climático”, recuerda la investigadora.

TRES CASOS DE ESTUDIO EXPERIMENTAL

En la investigación, se han evaluado tres casos de estudio experimental, ejemplos de abandono de bosques semiáridos situados en la Comunitat Valenciana, que comparten un valor de baja productividad, nula o escasa gestión, además de limitaciones hídricas.

En ellos, se han desarrollado pautas para la implementación más eficiente de este tipo de gestión, que persigue la cuantificación y la manipulación de los componentes del ciclo del agua en los bosques. Los resultados de esta gestión forestal ecohidrológica determinan que, además de mejorar las funciones productivas, este sistema contribuye también a reducir el riesgo de incendios forestales, aumentar la resiliencia de los ecosistemas frente a sequíasincrementar la infiltración profunda del agua, y a mejorar el crecimiento y vigor del árbol y su valor paisajístico.

Antonio del Campo destaca que, a partir de los resultados experimentales, se puede afirmar que, “el tratamiento forestal mejora tanto el crecimiento (primario y secundario) como las numerosas variables ecohidrológicas estudiadas en comparación con la parcela de control y por tanto, es más efectivo para la gestión forestal en un contexto de cambio global”.

Más información: “Ecohydrological-based forest management in semi-arid climate”


Fuente:

Luis Zuranounidad de comunicación científica UPV

Carlos Besó, técnico superior IIAMA-UPV

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente > 
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram
RSS
Flickr
SlideShare
mujeres y ciencia Setmana de la Ciència comunica2 catedra-ivio-upv Diario de un científico en Nueva York prodcient_cst_proveta i+d+i