Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.
dia mundial de los ríos

El río Serpis está vivo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Algunos os preguntaréis ¿por qué celebramos el día mundial de los ríos?, ¿no están nuestros ríos casi muertos? Pues ahí está la noticia: el Serpis está vivo. Este es un reciente descubrimiento, tras comprobar cómo está el río después de las crecidas ocurridas en los últimos meses.

Hace unos días, acompañado de un grupo de entusiastas estudiantes del Grado en Ciencias Ambientales que la UPV imparte en Gandia, realizamos una práctica de campo en el río Serpis. Pudimos comprobar como las fuertes crecidas han transformado y rejuvenecido sus cauces y riberas. Grandes cantidades de cañas, especie invasora que se intenta controlar o eliminar, habían desaparecido por la fuerza del agua, y mucha grava y gravilla había sido transportada de modo natural, conformando de nuevo algunas playas fluviales. Así es, el río se vuelve a parecer al que disfrutaron décadas atrás nuestros abuelos y bisabuelos y que podemos recordar en el reportaje del Centre de Desenvolupament Rural (CDR La Safor):

LAS CRECIDAS NATURALES SON BIENVENIDAS

El río tiene crecidas según los ciclos naturales, y hay que decir que no son ninguna maldición. Las crecidas transportan los nutrientes y minerales al mar, lo que alimenta al plancton y a los peces de un modo decisivo; preguntemos a los pescadores durante los próximos meses.

  • Ejemplo de las relaciones que se producen entre las capturas de peces y los caudales de los ríos:
(1) Ejemplo de las relaciones que se producen entre las capturas de peces y los caudales de los ríos.

Relación observada en estudios científicos entre las capturas de anchoa y los caudales del río Ebro (Impacto de los aportes fluviales sobre la productividad de la población de anchoa del sur de Cataluña. Salat et al., 2011).

Las crecidas inundan las riberas y depositan en ellas los nutrientes y materia orgánica, construyendo el suelo de las ricas vegas, donde podemos disfrutar de excelentes cultivos. Y las crecidas transportan limo y arena hasta la costa, para que el mar pueda conformar las playas de arena fina.

  • Vídeo del CIREF sobre la restauración fluvial:

Todo esto, y otras muchas funciones naturales, las realizan los ríos y sus crecidas, que en cierta medida, a pesar de las presas, continúan con su cadencia natural. Por otro lado, el río también transporta los pesticidas que echamos a nuestros campos, rellena los acuíferos de los que bebemos; se lleva las cañas, que han proliferado porque apenas dejamos que el agua corra por los cauces.

CUIDEMOS Y DISFRUTEMOS DEL SERPIS

Así que, igual que algunos afortunados profesores y alumnos hemos podido disfrutar de un excelente día de campo junto a un río limpio y una hermosa playa fluvial, escuchando el murmullo de las corrientes, yo os invito a disfrutarlo también. Si queréis ayudar a que este impulso de vida continúe, y podamos disfrutar de un río vivo, os animo a colaborar con los que trabajamos por la restauración de los ríos.

Ahora la naturaleza nos da la oportunidad de continuar con la recuperación de un río con vida. Trabajemos para que el río Serpis salga de la espiral de degradación en que estaba en los últimos años. Cuento con vosotros, ¡merece la pena!


Paco Martínez Capel

Profesor de la UPV y miembro del Instituto IGIC (Campus de Gandia de la UPV).

Presidente del Centro Ibérico de restauración Fluvial – CIREF

Fotografías: Antoni Lordá

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente >