Un blog de Universitat Politècnica de Valéncia, Campus de Gandia.

Las series compiten con el cine como grandes productos de ficción

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El Campus de Gandia organizó el  Congreso Internacional Cinema/Series el pasado 6 y 7 de noviembre en el que casi 100 personas pudieron escuchar a grandes expertos analizar los procesos de trasvase que se están produciendo entre las series de televisión y el cine. De esta manera, los personajes, argumentos y estética de series tan populares como Sherlock, Hannibal, Fargo, Gomorra, Mad Men o Breaking Bad; fueron los protagonistas durante todo un fin de semana en Gandia.  El programa completo se puede ver en la web: www.researchseries.org.

A continuación, repasamos algunas de las ponencias presentadas:

Durante la primera jornada, Roberta Pearson analizó la relación intertextual en la franquicia Sherlock Holmes con tres ejemplos: la reciente serie de la BBC, Sherlock; la serie Sherlock Holmes (1984-1994) y la película La vida privada de Sherlock Holmes (Billy Wilder, 1970). Unas relaciones donde actúan: la fidelidad a los textos literarios originales, la influencia de cada versión audiovisual en las siguientes y el denominado canon holmesiano.

Alberto N. García presentó las diferencias entre la narrativa televisiva actual frente a la narrativa clásica del cine. Grandes hitos como Hill Street Blues, Twin Peaks y The Sopranos abrieron el camino a nuevas formas narrativas en la televisión logrando historias más sofisticadas, complejas e innovadoras. Para lograr su fin, García analizó las series Fargo y Hannibal.

MAD MEN CAMPUS GANDIA

El estudio presentado por Lucía Salvador se centró en las diferencias y semejanzas entre Mad Men y los films que representaron el mundo de la publicidad durante su edad de oro. Cinco décadas después, Mad Men ofrece una mirada retrospectiva sobre el devenir de la sociedad de consumo en los 60, siguiendo las vidas de los publicistas de Sterling Cooper, artífices del American Way of Life y expertos en vender la felicidad que, paradójicamente, no consiguen encontrar para sí mismos.

En su ponencia “Breaking Bad and Western Movies“, Emre Tuncel utilizó uno de las obras prototípicas del western The Great Train Robbery para hallar los puntos en común entre la serie y el universo de este género. El uso de grandes planos en exteriores, los protagonistas “fuera de la ley”, los tiroteos, las acciones delictivas, persecuciones, pistoleros… nos podrían llevar a definir la series como un western postmoderno.

Para Laura Cortés-Selva las series se han convertido en competidoras del cine como grandes productos de ficción audiovisual: hay un trasvase del cine a las series  que se aprecia claramente en el estilo visual, concretamente en elementos relacionados con la iluminación, fotografía y el tratamiento del color. Y Sarah Jalbert se preguntaba por qué es tan común ver el salto de la televisión al cine (Twin Peaks, The X-Files, Mr. Bean, Sex and the City, Belle et Sébastien o Entourage), pero resulta difícil ver la creación de una serie a partir de una película.

Las series de hoy día representan la vida misma y sus personajes se presentan como nuestras representaciones ficcionales. Sus intereses y problemas son los mismos que pueden tener los espectadores situados al otro lado de la pantalla. Ese interés o atracción hacía el antihéroe tiene su inicio con la figura de Tony Soprano (Los Soprano). A raíz de su aparición, surgirían otras figuras oscuras y grises como Vic Mackey, Jack Bauer, Morgan Dexter, entre muchos otros. Ahora bien, si hay un antihéroe contemporáneo que se diferencia de todos ellos ese es Walter White, protagonista de la ficción Breaking Bad. Así lo afirmaba Xavier Grabolosa en su intervención.

Cine Series Campus Gandia

Por último, la investigadora Kathrin Fahlenbrach invitaba a los congresistas a comprobar cómo los personajes complejos y más humanos están  hoy, en mayor medida, en las series de televisión y no en el cine.  Y advertía que “teniendo en cuenta el éxito de series como Twin Peaks, Los Soprano, Breaking Bad o House of Cards, todo apunta a que al público le gusta y disfruta más con los personajes ambivalentes. Personajes que se alejan de los estereotipos simples de ‘malo’ o ‘bueno’ “.

Sobre la temática del congreso continúa la investigación gracias al proyecto financiado por el estado español bajo el título: Estrategias de innovación teórica en el análisis de la narrativa en series de televisión y que está liderado por Hector J. Pérez (Campus de Gandia).

 < Entrada anterior 
 Entrada siguiente >